viernes, 28 de julio de 2017

KONG: LA ISLA CALAVERA




En mi cruzada silenciosa contra la Warner para que acepten descuentos en el cine, decidí no ir a ver “Kong: La Isla Calavera” en pantalla grande, supongo que es una convicción que me saltaré mientras este aliada con DC Comics, que esas sí iré a verlas, u otras dependiendo lo que me interese la historia, el caso, es que  “Kong” la dejé en pendientes para ver tranquilamente en casa, e hice bien, pues a pesar del despliegue de efectos especiales o de una historia reinventada, lo cierto es que este nuevo Kong, el Kong de 2017 no me ha terminado de convencer.

El Rey Kong
Como he dicho, la historia es reinventada, por eso hay que olvidar la idea de ver un remake, el clásico Kong secuestrando a una damisela en apuros, mientras que el galán de turno lidera un equipo para rescatarla y terminar, el pobre simio, subido en lo más alto de un edificio de NY, con la chica en mano, cuan Barbie, acribillado a tiros por helicópteros, aviones (depende del clásico que estemos viendo), eso sí, para entonces los espectadores ya sabemos que Kong en el fondo es bueno y que no se merece ese final.

No es el King Kong de siempre. Es una historia nueva
Pues como decía, hay que omitir todo lo que sabemos del gran Kong, para centrarnos en dos historias, una pequeña que transcurre en 1944 y la que más nos concierne en 1973. Empecemos.

Bill Randa (John Goodman) lleva al equipo engañado
Bill Randa (John Goodman) convence a su gobierno estadounidense para que le financie un viaje a una isla del Pacifico Sur. Lo único que se sabe de la isla es que esta inexplorada, pero Randa esconde el hecho de que allí tiene que haber algo más.

James Conrad (Tom Hiddleston)
Para ir a la isla, Randa cuenta con varios equipos especializados. Científicos para investigar el ecosistema, el ejército para que les acompañen en la ruta, eso sí, bien armados para luchar contra posibles amenazas y liderados por Preston Packard (Samuel L. Jackson), una fotógrafa llamada Mason Weaver y un ex capitán del servicio aéreo británico y experto en rastreo como James Conrad (Tom Hiddleston)

Mason Weaver (Brie Larson)
Cuando llegan a la isla, siempre protegida por una fuerte tormenta, los helicópteros son recibidos por un simio de 50 metros, muy enfadado, algo totalmente compresible, pues los helicópteros están alterando la tranquilidad de su reinado, él es King Kong.

Los ataques a Kong desde el aire no es nada nuevo
Los pocos que conseguir sobrevivir se han dividido en grupos debido a que los helicópteros han caído en distintas localizaciones. Para Packard se ha convertido en una guerra contra Kong, quiere venganza de todos los hombres caídos, pero para Conrad y Weaver , que han conseguido conocer la historia de Kong, se ha convertido en un héroe, y trataran de proteger su reinado.

Packard (Samuel L.Jackson) se lo toma como algo personal
Por supuesto Kong, no es el único con una grandeza descomunal, existen otros animales, que duplican su tamaño tal y como los conocemos, pero existen otros bichos, la verdadera amenaza de la isla, diferentes a cualquier otra raza en la tierra a los que el único que puede pararles es Kong.

Kong vs Bicho Calavera
Personalmente, aunque es un guion original, respetando la base del gorila gigante, lo cierto es que me alegro de no haber pagado los 9 eur. No sé, en plena era digital, yo no disfrutaba con esas escenas, que para mi gusto se notaban demasiado digitales, hasta los famosos golpes en el pecho de Kong me parecían demasiado estáticos, puede que sea algo más complicado que Ctrl-Alt-Supr, pero no esperaba que se notara tanto ordenador, y no me vale eso de pensar que los animales son más difíciles de recrear, que he visto la última versión de “El libro de la Selva” y los animales se movían y parecían tan reales como los que visitamos en el zoo.

Ctrl-Alt-Supr y F5, asi controlan los brazos. Sea como sea no me gusta
¿Y que más tenemos a parte de un simio gigante? ¿Una actriz ganadora de un óscar? ¿Un actor mayormente conocido por su personaje antagónico de los superhéroes? U ¿otro actor que a pesar de muchísimos trabajos, últimamente se encarga de juntar a esos superhéroes? Pues tenemos a Jonh Ortiz, a John C. Relley, a Toby Kebbell, a Richard Jenkis, y a Shea Whingham.  
 
John C. Relley como Hans Marlow, uno de los personajes más simpaticos
Parece que Andy Serkins, el rey de prestar sus movimientos a Gollum o a Cesar de “El Origen del planeta de los simios” con movie motion, va a terminar por quedarse sin trabajo con la aparición de la tecnología CGI, pero, sí, tengo un pero, a mi este mono no me ha gustado, no es tan cutre como aquel hombre que andaba con un traje de mono sobre una pequeña maqueta de Manhattan, pero no me resultó tan natural como el Kong de Jackson de 2005 y que curiosamente, y como ordena la ley de Hollywood, Serkins se encargó del movimiento.

A pesar de su aspecto, Kong podría ser un animal de compañia
Pero volvamos al Kong de 2017 que yo enseguida me voy por los cerros. Este Kong fue dirigido por Jordan Vogt-Roberts. Con un presupuesto “discreto” de 185 millones de dólares, del que logró la nada despreciable recaudación de más de 560 millones de dólares, con esta cifra, normal que no acepten descuentos y que piensen en hacer una liga de bichos grandes. Si Marvel juntó a sus héroes y DC Comics a los suyos, Monsterverse debió pensar ¿Y por qué no?, por ello se planea de que Kong se enfrente ante Godzilla y llenen las pantallas en 2020, así saciarán las dudas a quienes se pregunten quien ganaría en una pelea. Y no es un secreto guardado voces, la propia película de “Kong: Skull Island” nos lo demuestra, asique sería recomendable ver los créditos hasta el final para aquellos que tengan pensado seguir esta nueva saga.

By Eva.

viernes, 14 de julio de 2017

BABY DRIVER




“Baby Driver” es la clásica película en la que para seducirte ponen las mejores partes en el tráiler y que cuando ves la película no te sorprende con nada nuevo pues ya lo has visto todo en 2 minutos. Y es que el tráiler me encantó. Era como ver a mi alter ego en Ansel Elgort, y es que a mí, como a su personaje, me encanta conducir escuchando música y a menudo esa música no concuerda con los últimos hits del momento. Ojo: mi alter ego en conducir con música no en ser el chofer de un atraco.

Aunque no lo parezca Baby (Ansel Elgort) se entera de todo
Así es Baby (Ansel Elgort) un joven que se dedica a esperar en su coche a que sus compañeros atraquen un banco. Y el banco será el único sitio donde la policía pueda pararlos, pues una vez que llegan al coche, Baby  es el mejor conductor y siempre consigue dar de lado a la policía. Eso sí, imprescindibles sus cascos y su música para concentrarse en la conducción.

Doc (Kevin Spacy) elevorando un plan
El jefe Doc (Kevin Spacey) elige el equipo, piensa en el golpe y confía ciegamente en Baby, claro que poco saben de su vida privada, solo que necesita escuchar música y poco más, no conoce sobre sus aficiones ni que vive con Joseph (C.J Jones)

Loco (Jamie Foxx), Darling (Eiza Gonzalez) y Buddy (Jon Hamm) son los profesionales
Compañeros de Baby pueden ser Griff (Jon Bernthal), Buddy (Jon Hamm) junto a su mujer Darling (Eiza Gonzalez), o Eddie (Flea, sí el guitarrista de los “Red Hot Chilli Peppers) y un tal Loco, (Jamie Foxx) que hace honor a su nombre

Deborah (Lily James) y Baby tienen en comun su pasión por la música
A Baby no le gusta ese estilo de vida y planea cambiarlo en cuanto aparece Deborah (Lily James) pero para Baby no va a resultar tan fácil dejar esa vida atrás, sobre todo cuando el delito llega mucha más lejos que un atraco.

Al más puro estilo "Le llaman Bodhi"
Y aquí llega un gran “ooooooooh”, ya que la película me resulto un poco decepcionante para lo que esperaba ver, eso es lo que pasa cuando se tiene muy buenas expectativas de algo, sobre todo cuando se convierte en la niña mimada de la crítica. No le voy a quitar merito, tiene muy buenas escenas de acción con el coche, pero no se puede apostar todo a esa carta, yo necesito un argumento más sólido y más autenticidad en los personajes. 

"TEQUILA"
Ni siquiera la banda sonora, que son 2 horas de banda sonora como la película, porque no hay escena que no tenga apoyo musical,  se salva, y no es mala, solo que me esperaba que tirasen con temas más conocidos, asique moraleja: Prefiero la casete de Lord Star que los 20 Ipod de Baby. Que esa es otra ¿Baby? No le puedes llamar a alguien así en el aniversario de “Dirty Dancing”.

Nunca se baja del coche, está es la excepción
Y muchos pondrán a “Baby Driver” como la opera prima de Edgar Wright, y no será pa´ menos pues la taquilla le está dando la razón al haber recaudado más de 72 millones de dólares de esos 45 millones con los que empezaron a trabajar, supongo que parte de ese dinero ira a las nóminas de los protagonistas ya que aunque a mí la película no me haya entusiasmado no puedo dejar de alabar el pedazo cartel que tiene, incluyendo a Ansel Elgort que a pesar de su juventud, yo diría que junto a Jack O´Connell son mis caballos ganadores para alzar la tan preciada estatuilla, ya me he mojado bastante, pero no voy a arriesgar diciendo un plazo, solo sé que tienen madera para ser los nuevos Pacino, DeNiro, Oldman o en un tono más actual DiCaprio, Farrell (el Colin no el Will) o Pine (Sí, le tengo que meter aquí porque para eso es mi actor favorito) si siguen codeándose con los mejores y los flases de Hollywood no les deslumbran.

By Eva.

jueves, 13 de julio de 2017

DÍA DE PATRIOTAS




De nuevo tenía mis reparos en ir a ver una película. Esta vez fue con “Día de Patriotas” ¿la razón? No me gusta ir a ver hechos reales acerca de terrorismo. Cuando las veo un coctel de miedo e impotencia sacuden mi cerebro. También pienso en la gente que ha tenido que cambiar su estilo de vida, en todo lo que han perdido por el camino, mientras que unos pocos se llenarán los bolsillos. ¿Por qué son EE.UU los únicos que llevan a la gran pantalla sus grandes tragedias? La polémica está servida ¿Qué hacer con actos tan deplorables? ¿Es mejor evitar la propaganda, solo alterada por manifestaciones dolorosas y homenajes póstumos? ¿O es mejor decirle al mundo, por un medio de un medio tan fuerte como es el cine, esto es lo que ha pasado y ahora estamos más fuertes? Este último pensamiento fue el que me decantó para ir a ver “Día de Patriotas” bueno eso y mi amiga con su cara de “Quid Pro Quo”, tal vez por venganza cuando fuimos a ver la saga de “Star Trek”.

Mark Walhberg como el Agente Tommy Saunders
Para este lado del charco, el tercer lunes de abril no significa gran cosa (como mucho que caiga en Semana Santa y ese día lo tenga de vacaciones), pero para los estados de Massachusetts, Maine y Wisconsin (EE.UU) significa la conmemoración de las batallas de Lexington  y Concord el día 19 de abril de 1775. Es por eso que en Boston (Massachusetts) lo celebran con un maratón y los Boston Red Sox, equipo de béisbol de la ciudad,  reciben el día jugando un partido en su campo Fenway Park.
Gran trabajo de Alex Wolff y Themo Melikidza con una caracterización insuperable

En 2013, ese tercer lunes fue 15 abril, una fecha que se grabaría en los corazones de los norteamericanos marcando un antes y después en la historia de Boston, y pasando a ser un dogma la frase “Boston Strong” (Boston Fuerte).

Tommy no se esperaba lo que estaba apunto de acontecer
El Sargento Tommy Saunders (Mark Wahlberg)  ha despertado ese 15 abril con solo una idea servir y proteger en el maratón de Boston, una idea que no le alegra mucho, pues entre un fuerte dolor en la rodilla y que le gustaría que le ascendieran, no le apetece nada acudir al evento. Su mujer es Carol (Michelle Monaghan) acostumbrada a que su marido llegue tarde a casa por su trabajo. 

Carol (Michelle Monaghan) apoyando a su marido

El maratón transcurre normal durante unas 3 horas, pero a las 14:49 h y a unos 200 metros de la meta se escuchan 2 fuertes explosiones, entre el caos del humo y el pánico de la gente, Tommy y otros compañeros, incluso la propia gente, se dedican ayudar a los heridos, aun con el miedo de una tercera explosión. A la zona cero se acerca el jefe de Tommy, Ed Davis (John Goodman), el gobernador de Boston ​Deval Patrick (Michael Beach) y el alcalde de Boston (Vincente Curatola). Habrá que analizar si se trata de un accidente o de un atentado, por ello también acude Richard DesLauries (Kevin Bacon). 
Richard DesLauries (Kevin Bacon) se pone al mando

Para entonces ya se sabe que las explosiones han dejado 3 fallecidos y más de 200 heridos.
Confirmado. Se trata de un ataque terrorista. Es entonces cuando el FBI toma el control. Todo un despliegue de última tecnología, reconstrucción de la meta, y las mentes más inteligentes para esclarecer el tema y dar con los culpables. Piden ayudan a Tommy que conoce como nadie las calles de Boston, conoce que establecimiento tiene cámaras y cuanto se tarda en recorrer las calles. Es ahí cuando dan con dos sospechosos los hermanos Tsarnaev (Alex Wolff y Themo Melikidza).

Los hermanos Tsarnaev (Alex Wolff y Themo Melikidza).


Es entonces cuando empieza la búsqueda entre la policía y los hermanos. Pero también hay que destacar otros nombres como el Sargento Jeffrey Pugliese (J.K Simmons) o Dun Meng (Jimmy O. Yang) que con su valentía fueron cruciales para dar con los culpables. 
 
Dun Meng (Jimmy O. Yang)
En el trascurso de la película también conocemos la historia del Oficial Sean Colier (Jake Picking) quien se encontró con los terroristas días después del ataque. Así como también conocemos la historia de varios heridos, quienes en ese día tuvieron que enfrentar el terror y sufrir duras consecuencias pero que al mismo tiempo consiguieron ser un ejemplo de lucha y esperanza. Por eso, esta película es un homenaje a todas esas víctimas y a los ciudadanos de Boston.

 
Oficial Sean Colier (Jake Picking)
Peter Berg, el director, quiso hacer la película lo más real posible, por ello reprodujo la zona de meta y toda la película fue filmada en Boston. Al grabarla de manera que casi se asemeja a un documental, fue posible alternar imágenes reales con ficticias, pero de esta forma apenas es percibida por el espectador. En cuanto al guion es una adaptación del libro “Boston Strong: A City's Triumph Over Tragedy” escrito por el autor Casey Sherman y el periodista de Boston David Wedge
 
Reconstruyendo los hechos
A pesar de que todos los nombres son reales, el personaje de Mark Wahlberg, el Sargento Tommy Saunders fue el único ficticio, eso sí, inspirado en varias historias de policías reales y que participaron como héroes anónimos en aquella fatídica maratón.

Saunders ayuda al FBI junto a su supervisor Ed Davis (John Goodman)

Igual que no puedo dejar de mencionar que Tommy Saunders es ficticio, no se puede escapar la parte emotiva que le toca a Wahlberg quien además ejerció de productor. Y es que Mark además de nacer en Boston, existe una página de su vida, de la que no le gusta hablar, ya que el 11 de septiembre de 2001 se encontraba en Boston y había pensado coger uno de los aviones que más tarde impactaron en una de las torres del WTC, finalmente Mark, decidió cambiar su itinerario y fleto, junto con unos amigos, otro avión. 
El humo oculta todo el dolor y sufrimiento


La cinta, cuyo título original se asemeja bastante al impuesto por el castellano, “Patriots Day”, sobrepasa las dos horas, exactamente 133 minutos y aunque ya fue estrenada en el AFI Fest en diciembre del año pasado, en enero del 2017 fue su estreno en su país de origen y casi 7 meses ya se ha estrenado aquí, lo cierto es que ha tenido muy poca taquilla, hablamos de un presupuesto de 45 millones de dólares y una recaudación de apenas 41 millones, algo que no encaja con las críticas que en su mayoría son positivas, tanto de los expertos como de los pocos que hemos ido a verla. 


Se recreo con el minimo detalle el día 15-04-13: Dia de los Patriotas


 Asique tenemos una película con un buen reparto, contando una historia tan real como dura, pero si me tengo que quedar con algo de la película, es en como  refleja el despliegue policial que duró hasta 5 días después de los hechos y la forma en que la ciudad se volcó gritando en una sola voz: Boston Strong.

By Eva.
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...