viernes, 13 de enero de 2017

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN




Pues siguiendo el hilo de películas que me dejan indiferente a pesar de sacarme algunas risas, llega “Las Apariencias engañan”, que vino como se fue… sin hacer ruido. Sin mucha publicidad y sin reconocimiento de público. Eso sí, con dos géneros que tiene un gran sequito: La Comedia y el Espionaje. Y no ha sido la primera y no se será la última en fusionarlas….
Los Gaffney (Zach Galifianakis e Isla Fisher)
Jeff (Zach Galifianakis) y Karen Gaffney (Isla Fisher) son un matrimonio que vive en un barrio familiar. Sus vidas se han convertido en monótonas, como el  barrio en el que viven. Todos los vecinos se conocen y hasta hacen fiestas al aire libre juntos.
Los Jones ( Gal Gadoy y Jon Hamm)
Hasta que un día, llegan a la urbanización los Jones. Tim (Jon Hamm) y Natalie (Gal Gadot). Estos sí que son la pareja perfecta. Son guapos, con anécdotas sobre viajes y simpáticos. Todo el vecindario se rinde ante los Jones, quienes en sus perfectas vidas parece que además todo les sale bien.

Tim pretende hacerse amigo de Jeff
Lejos de la realidad. Tim y Natalie, no solo son marido y mujer. También son compañeros y están en plena misión. Son espías. Por lo que Tim quiere hacerse muy amigo de Jeff, ya que Jeff pertenece a Recursos Humanos de una importante empresa. Karen empieza a dudar sobre sus nuevos vecinos. Esta segura que esconden algo y no parara hasta descubrir que es.
La verdadera cara de Tim y Natalie
Greg Mottola dirige esta comedia. “Keeping Up With The Joneses” es el título original. “Espiando a los Vecinos” el título dado en Latinoamérica y en este lado del charco “Las Aparencias Engañan”. Esta es una buena forma de saber si una película ha logrado el éxito esperado… y la respuesta es no. Al menos no en España… porque no he encontrado mucha información bajo el título de “Las Aparencias Engañan”. No diré que es una decepción porque últimamente parece que no elijo bien los títulos que voy a ver, y de este algo me decía, tras ver el tráiler, que no se encontraría nunca en mi filmoteca.

Es cierto que las apariencias engañan
101 minutos que no te aburres, pero tampoco disfrutas del séptimo arte. Lo noto cuando las entradas son cortas y estoy deseando acabarlas, pero sobre todo lo sé cuándo casi ha pasado un mes desde que vi la película y solo me he acordado de ella porque tenía que comentarla, pero vamos, que ya puede ir directa a la papelera de reciclaje en mi cerebro.

By Eva.

martes, 10 de enero de 2017

FIESTA DE EMPRESA




Diciembre es famoso por ser el mes donde empieza el invierno, pero más aún por ser cuando empieza la Navidad. Y la Navidad debe ser liquida. Sí, liquida, las primeras gotas llegan en agosto, cuando ya se puede comprar el décimo de la lotería de la Navidad. A partir de ahí, gotitas de Navidad inundan las calles. Los comercios apresuran a vender turrones, los anuncios se vuelven de colonias y juguetes, y las ciudades se visten de gala con sus mejores luces. Pero aún somos conscientes de que todavía no es Navidad. Nos falta ese pistoletazo de salida para que empiece la carrera de la Navidad. Ese pistoletazo sin duda… lo dan las cenas de empresas.

Josh (Jason Bateman) y Clay (T.J. Miller) estan en horario de oficina
Yo personalmente, en las empresas en las que he estado, ninguna organiza ningún evento, por lo general hemos sido los propios compañeros los que hemos dicho de ir a cenar para celebrar el año, pero hay otras empresas que sí, se ocupan de que sus empleados, sin importar su rango laboral pierdan un poco sus inhibiciones.

Clay no esta dispuesto a que cierren su sucursal
Por eso en diciembre se estrenó “Fiesta de Empresa”. Para ir calentando los motores. Una película desenfadada y loca cual producción de Franco, Rogen y Hill. Pero no, lejos de la realidad, los protas son otros: Jason Bateman un asiduo de las comedias, pero con personajes bastante enclenque es el protagonista en esta ocasión y “La Amiga” Jennifer Aniston, que tampoco le asusta la comedia son parte del elenco. Que por cierto ya suman su cuarta colaboración Aniston-Bateman juntos.

Carol (Jennifer Aniston) no soporta a su hermano Clay
Sin duda es una comedia, pero yo también la calificaría de ciencia ficción pues Clay (T.J Miller) es un jefe divertido y despreocupado, que deja bastante a su aire a sus empleados, además se preocupa por cada uno de ellos, por eso no quiere oír hablar de despedidos y las pagas extras si es necesario se las saca de su propio bolsillo. Vamos todo un jefe de ciencia ficción.

Josh junto a Tracey (Olivia Munn) haciendo un numero musical
Por otro lado esta Carol (Jennifer Aniston) la presidenta de toda la compañía. Su propósito es cerrar la sucursal de su hermano Clay, igual que ha hecho con otras sucursales. Su otro propósito es que no hagan fiesta de empresa, el caso es que hay que recortar gastos.

Sí. Este es el jefe
Josh (Jason Bateman) es el mejor amigo y mano derecha de Clay. Josh tiene cierta tensión sexual con Tracey (Olivia Munn) que está a un paso de descubrir algo que revolucionara la empresa ofreciendo importantes beneficios. Y luego está Mary (Kate McKinnon) que es la que se toma las normas demasiado enserio.

La fiesta se complica un poco
A pesar de que Carol ha dejado claro que nada de fiestas, Clay no opina lo mismo, mucho menos sabiendo que a Walter (Courtney B. Vance) le encanta las fiestas y cerrando un importante trato con él, podrá salvar que Carol cierre la sucursal.

Walter (Courtney B. Vance) es el que mejor se lo pasa
Pues “Fiesta de Empresa” yo me la esperaba con un poco más de combinación de historias, más al estilo “Noche de Fin de año” o “Love Actually” o “Historias de San Valentin”, de hecho hay más personajes y todos parecían que iban a tener el mismo protagonismo, pero no. La fiesta se convierte en desfase pero llega a tener su propia moraleja en la relación fraternal entre Carol y Clay.

Mary (Kate McKinnon) muchas normas, pero luego es la peor
A pesar de tener puntos divertidos, a mí no me ha terminado de convencer. Le doy un 5 por que cumple su cometido de entretener, pero solo entretener. Nada de pensar. Nada de comentar. Y según sales de la sala te olvidas de la película, asique dentro de las comedias es bastante mediocre. Lo que no entiendo es porque dos directores Will Speck y Josh Gordon se han repartido la dirección.  Del reparto yo también destacaría a Rob Corddry, Randall Park y Jillian Bell, quienes parecen tener un olfato especial con las comedias, y sus gags suelen ser de los más esperados y divertidos.

No recuerdo una pelicula de Corddry en la que no se baje los pantalones

Dos cosas buenas de ver la película, que ya sé cómo se dice cena de empresa en ingles “Office Christmas Party”, sí muy obvio pero jamás se me había ocurrido pensarlo y dos te carga las pilas para aquellos que sí puedan disfrutar de “Fiesta de Empresa” cuando la empresa organiza la fiesta.

By Eva.


miércoles, 4 de enero de 2017

UN TRAIDOR COMO LOS NUESTROS




Siguiendo el criterio de tener un mayor o menor respeto por ciertos actores, fui a ver “Un Traidor como los nuestros” protagonizada por Ewan McGregor. Aparte de ese criterio a veces un tanto absurdo ya que McGregor no entraría en mi lista top de actores, el tráiler apuntaba un thiller, un suspense y con ese título…. Sobre todo traición.

Perry (Ewan McGregor) es un traidor como los nuestros
Y sí, sí que me traiciono pero fue mi instinto pues las películas me pueden aparecer más o menos aburridas, a veces por ser tensas… otras por no entender el contexto del guion pero ¡Caray! Que con esta película es la primera vez, en mucho tiempo, que se me cerraban los ojitos. Ay!!!! Que 107 minutos de buena siesta me hubiera echado, si yo fuera de dormir en el cine.

Perry junto con su esposa Gail (Naomie Harris)
La cinta comienza en Marruecos donde una joven pareja Perry (Ewan McGregor) y Gail (Naomie Harris) se encuentra de vacaciones. Allí conocen a Dima (Stellan Skarsgárd) quien dice ser un mafioso ruso.

Dima (Stellan Skarsgárd) el mafioso ruso
Dima pide ayuda a Perry. Le da un pendrive para que lo lleve hasta Inglaterra. Dima solo quiere asilo político para él y su familia a cambio de dar toda la información sobre la mafia. Así Perry se encuentra nadando entre dos aguas, pues parece que él es la única conexión con el ruso y con el gobierno británico.

Damian Lewis como Hector
Y ya está. No me acuerdo de mucho más. Poco a poco fui perdiendo interés, bueno vale, hasta que me ataco el sueño, que por otro lado fue lo más emocionante de la película ¿me quedaría dormida de verdad o solo serían cabezadas?  Por otra parte, ¿a quién tenemos que echar la culpa? Pues obviamente a la producción de la película porque no se puede criticar a unos de los genios del espionaje como John Le Carré, que a través de su novela  seduce a todo amante de este género. “Un Traidor Como nosotros” está basada en su novela homónima de 2010 y cuyo título original es “Our Kind Of Traitor”.  El problema es que muchas veces, casi siempre los guionistas de screenplay  manipulan el original, omiten detalles que a priori no parecen importantes, añaden otras situaciones algo entendible para que encaje todo en la pantalla grande… pero lo siento… esta vez… no puedo apoyar la versión cinematográfica.

Dima y Perry escapando
En cuanto a la dirección, la cinta ha sido dirigida por Suzanne White de la que tampoco puedo hablar puesto que no he visto ninguna de sus otras producciones. No voy a quemar los puentes, seguire yendo al cine aunque alguna que otra me salga rana... Porque… al menos durante esos 107 minutos los problemas los tenia Ewan McGregor.


By Eva 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...